Avellaneda

Bernace Varona e/ Calixto García y Los Maceo, Guantánamo, Guantánamo


Favorites

Restaurante Avellaneda, un destino gastronómico en Guantánamo


En el corazón del casco histórico de Guantánamo se encuentra enclavado el Restaurante Avellaneda, en Bernace Varona e/ Calixto García y Los Maceos, justo frente a la emblemática Plaza 24 de Febrero. Un lugar muy frecuentado por los locales y visitantes. Un sitio casual, con precios económicos… ideal para ir con la familia. El espacio está decorado en el interior con fotografías de la ciudad –planos detalle–, impresas en cuadros y sublimadas sobre platos. Según los que más lo frecuentan, la piña colada que preparan es uno de los atractivos principales del restaurante; sin embargo, no estaba disponible en mi visita.

El Coctel Avellaneda 8.00 CUP devino el líquido a degustar. Refrescante, con un sabor que me hizo rememorar frutos secos de mi niñez –quizás por el abuso de la granadina en la bebida–, con el nivel de azúcar pertinente y servido con la temperatura ideal.

Pasé directamente al plato principal Chilindrón de ovejo 21.00 CUP, siendo el tercer plato más caro de la carta. Estaba bien sazonado, la salsa en el espesor correcto; no obstante, todos los méritos que pudiera poseer su elaboración, se ven comprometidos pues lo sirven frío (probablemente, la tardanza debido a la asistencia masiva de muchas personas en el horario de almuerzo). Mi acompañante solicitó un Steack de Jamón Vicking 8.65 CUP, el plato más económico de la casa: elaboración sencilla, rápida, sin complicaciones... un plato para garantizar una salida inmediata ante la amplia asistencia de personas.

El Casco de Guayaba en Almíbar 1.20 CUP, se confecciona a lo tradicional, con ese sabor que lo aleja de lo industrial gracias al estilo casero, un tanto más dulce, pero la textura gruesa de la fruta justificaba de cierta manera el uso de más azúcar.

Con amable atención, la mesera nos brindó las explicaciones y detalles sobre las características del restaurante. Denotaban mediante sus palabras deseos de superación, lo que nos inspira a pensar en una necesaria asesoría, pues el Restaurante Avellaneda bien pudiera convertirse en uno de los destinos gastronómicos de la región oriental. A través del asesoramiento, se puede soñar con un futuro gastronómico mejor para lugares que, como este, desde lo estatal tratan de brindar un servicio allí donde realmente no existe una cultura gourmet afianzada.


Telegram Instant View

Comments

Vote

Cast your vote

pencil

Recommend

Help others to decide

Suggest a place

Use this form to suggest to Cubapaladar restaurants, paladares, bars, cafeterías or other gastronomical place that not be included in our directory.