CUBAPALADAR | How works the Cubapaldar's ranking?

How works the Cubapaldar's ranking?

Evaluation Methodology

La metodología de evaluación de Cubapaladar ha sido el resultado del trabajo de nuestro equipo multidisciplinario. Ha incluido también la búsqueda bibliográfica actualizada sobre este tema, tormenta de ideas, método de expertos, entre otras herramientas. Esta metodología cumple con la filosofía de mejora continua (Ciclo de Deming) y es revisada periódicamente de acuerdo a nuestros procedimientos.

 

La metodología de evaluación de Cubapaladar contiene dos elementos claves: la guía de evaluación de Cubapaladar y la crítica culinaria, con estrechos vínculo y coherencia entre sí como requisitos indispensables. La aplicación de esta metodología no tiene compromiso comercial con ninguno de los establecimientos evaluados, es transparente y constructiva. Intenta minimizar la subjetividad que existe al establecer un juicio sobre un establecimiento gastronómico visitado.

   

Nuestros críticos visitan pacientemente y de manera anónima los establecimientos, para implementar la guía de evaluación desarrollada por Cubapaladar y generar una crítica culinaria basada en sus respectivas experiencias culinarias.

 

La guía de evaluación constituye la evaluación cuantitativa del sitio y está en correspondencia con el tipo de establecimiento a evaluar. Contiene varias variables ponderadas con indicadores (sub-variables) que son minuciosamente evaluados. Para su implementación el evaluador siempre consume en el sitio una selección de platos, como cualquier otro cliente y tiene una experiencia culinaria.

 

A continuación se explica el proceso evaluativo para cada tipo de ranking que Cubapaladar gestiona.

La evaluación de un Restaurante se conforma por la suma de las evaluaciones de 12 variables agrupadas en dos grupos:

 

- Las variables básicas: ( Comida, Bebidas, Servicio, Ambientación, Precio-Calidad, Precios, Bebidas). El total de la evaluación de estas variables nunca será mayor de 100 puntos y a cada una se le asignará una cantidad de acuerdo a su importancia y el análisis de sus variables particulares:

 

Comida (45 puntos): Temperatura, cocción, calidad de alimentos, presentación, sabor, variedad, aderezos, procedencia y originalidad.

 

Servicio (15 puntos): Llegada y entrada, bienvenida, montaje de mesa, entrega de la carta, recepción de la orden, llegada de la orden, forma de server, forma de retirar, higiene personal, dicción y lenguaje, expresión facial, organización general, entrega de cuenta y cambio, despedida, servicios adicionales + calidad, originalidad y preocupación general por la satisfacción del cliente.

 

Bebidas (10 puntos): Temperatura, calidad, sabor, variedad, cantidad, decoración y originalidad.

 

Ambientación (10 puntos): Entrada, infraestructura del lugar, distribución salones, espacio entre mesas, distancia de la caja, distancia de la cocina, condiciones de las mesas, condiciones de las sillas, manteles y servilletas, vajilla, correspondencia sillas-mesas-decoración, objetos decorativos, colores, iluminación, higiene, uniformes, baño y originalidad.

 

Relación Precio-Calidad (10 puntos): Precio respecto a calidad y precio respecto a lugar.

 

Precio (5 puntos): Cantidad de comida que se puede consumir por el precio de un menú completo. (1 líquido + 1 plato fuerte + 1 postre o, en su lugar, 1 café o 1 entrante, considerando el precio mínimo de cada elemento en el lugar).

 

Cantidad (5 puntos): Cantidad de comida.

 

- Las variables adicionales: ( Ecología, Concepto-Identidad, Precios Asequibles, Arte y Cultura, Responsabilidad Social). El total de la evaluación de estas variables nunca será mayor de 25 puntos distribuidos de forma equitativa entre todas las variables. Este puntaje se considera adicional y responde a valores y principios que Cubapaladar defiende.

 

La cantidad máxima de puntos que un Restaurante podrá obtener será de 125 puntos.

El ranking de la Popularidad de Cubapaladar constituye una medida de la popularidad de los establecimientos, determinada por los usuarios de nuestro sitio. También brinda información importante sobre los establecimientos y sus clientes siendo útil a la hora de decidir dónde comer y actuando como complemento junto a los comentarios y recomendaciones.

 

Un usuario puede votar por todos los establecimientos en Cubapaladar pero podrá seleccionar un solo criterio o estado de popularidad que podrá cambiar con el tiempo. Los estados actuarán otorgando o removiendo una cantidad de puntos determinados, afectando el índice general de popularidad del establecimiento y si lo requiere su posición en el ranking. Dichos estados son:

 

-Me encanta (+3 puntos)

-Me gusta (+2 puntos)

-Se puede ir (+1 punto)

-No me gusta (-2 puntos)

-No vuelvo más (-3 puntos)

 

La puntuación de popularidad es acumulativa por lo que no existe límite máximo para los establecimientos.

Las evaluaciones son validadas por otros miembros de Cubapaladar a través de otras visitas al sitio para poder generalizar la experiencia y realizar un muestreo más significativo, pues una sola experiencia no basta para calificar un lugar. No obstante se le otorga el mayor peso a la experiencia del crítico culinario y si se detectan incoherencies es este el que debe revisar el ajuste de la evaluación. 

 

El Ranking de Cubapaladar varía semanalmente, pues con esta frecuencia se evalúan lugares y se revisan evaluaciones de acuerdo a nuestros procedimientos y nuestra amplia red de críticos y colaboradores.
 

En mayo Cubapaladar fue seleccionado como fuente confiable del ranking internacional La Liste, por lo que los restaurantes de nuestro ranking pueden aparecer en ese listado mundial considerando nuestra evaluación y la del resto de las fuentes confiables de La Liste. En el momento de elaboración de esta información ya existía un restaurante cubano en ese ranking internacional, seleccionado del Ranking de Cubapaladar.    

 

Por su parte, la crítica culinaria constituye la evaluación cualitativa de cada lugar y debe tener total coherencia con la evaluación cuantitativa, por ejemplo si el crítico otorgó una baja calificación en la variable comida debe argumentar en su crítica qué indicadores lo propiciaron (ejemplo: temperatura, cocción o sabor). Igualmente a la inversa, si una variable obtuvo una alta puntuación, debe destacarse todo lo positive que hizo que se arrojara el puntaje. La crítica de Cubapaladar tiene como premisas ser respetuosa, constructiva, orientar al usuario y ser amena, destacando tanto los puntos positivos como negativos detectados en cada establecimiento.

 

Los críticos de Cubapaladar son seleccionados por su habilidad para transmitir una crítica veraz, acorde a nuestros estándares, así como por su experiencia y/o pasión por este género literario. Además son entrenados estrictamente en cuanto a teoría y práctica gastronómica y en cuanto a la aplicación de nuestra metodología de evaluación.